Muchos emprendedores cuentan que dejaron un trabajo maravilloso, un buen sueldo fijo mensual y estabilidad laboral por lanzarse a perseguir su sueño. Pero este no es mi caso. Yo no me lancé a emprender por vocación sino por necesidad.

Hace unos 3 años me quedé sin trabajo. Fui a una reunión de inicio de curso esperando a que me dijesen mis horarios y alumnos para ese curso y lo que me llevé fue un ” hemos decidido prescindir de tus servicios y centrarlo todo en…” Cuando llegué a casa me puse a llorar desconsoladamente pensando ¿qué iba a hacer ahora con mi vida?! No encontraba salida alguna, todo se hundía a mi alrededor, me sentía fracasada, decepcionada, frustrada… pero esto me duró sólo media hora. 30 escasos minutos en los que logré centrarme y recomponerme y decidí crear mi próximo futuro laboral. 

No son pocos los miedos a los que tuve que hacer frente, pero hoy no te quiero contar más de mí. Ya lo leerás próximamente en un regalo que estoy preparando para ti.

Hoy son 7 emprendedores los que te cuentan 1- porqué emprendieron, 2- cuáles son los miedos que sintieron y 3- cómo hicieron para superarlos. 

Nancy:

1- Se puede decir que con anterioridad he sacado adelante dos negocios que por diferentes cuestiones y diferencias con sus integrantes tuve que abandonar. Después de plantearme realmente qué es lo que estaba haciendo mal decidí que sería dueña de mi propio camino, se que voy a necesitar delegar en personas llegado el momento oportuno pero, tengo claro que quiero forjar mi sueño y esta vez, ser yo quién lo haga realidad.

2- Pues supongo que muchas personas tienen miedo a fracasar. Apuestas mucho cuando arrancas un negocio por tu cuenta. Lo importante es tener claras las bases de tu negocio y quizás empezar por algo online, así el golpe podría ser algo más suave, ¿no? jeje…

3- Para superar este miedo lo que hice fue organizarme muy bien antes de lanzarme a la piscina e ir de poco en poco. No pensar en meterte en mil gastos… Primero que la gente te conozca y ya después con el crecimiento exponencial ir complicando las cosas. En definitiva, algo sencillo y ya iremos viendo los resultados a medio / largo plazo.

Quizás seamos muy impacientes y queramos conseguir todo a la de YA, por desgracia, las cosas no funcionan así y supongo que tuve que grabarme a fuego la palabra “paciencia”.

Puedes encontrar a Nancy Énfasis Estudio Creativo. Su web 

Nela: 

1- Disponer de más tiempo para dedicárselo a mi hija.

2- El miedo al fracaso.

3- Lo he superado confiando en mi, trabajando duro y aprendiendo de cada caída o golpe que recibí a lo largo de estos dos años de experiencia.

Ese sentimiento me duró muy poco, al principio, ahora todo fluye.

Hay otros miedos y problemas, pero también soluciones.

Nela es fotógrafa de familia, ahora más nuevo ofrece servicios de fotografía temática en centros de cuidados infantil y educación. Su web: www.fotocosti.com

Marta: 

1- Soy Arquitecta técnica y cuando terminé de estudiar acababa de empezar la crisis, y mi sector era un absoluto desastre, ninguno de mis compañeros conseguía trabajo, había demasiada gente con experiencia en paro como para que los que acabábamos de terminar consiguiéramos alguna cosa. Así que tuve que reinventarme.

2- La inseguridad, los gastos que supone, el tener que venderme y buscar clientes… Creo que fueron demasiados! jajaja

3- Pues poco a poco, intenté que los gastos fueran los mínimos al principio. La inseguridad de los ingresos nunca se va del todo, pero conforme ganas clientes va mitigando. Y para venderme, pues si no lo haces no ganas nada, así que toca ponerte guapa y darte cuenta que no tienes nada que perder, el no ya está ahí, pero ¿y si consigues el sí?

Esta es la web de Marta.

Sandra:

1- Decidí emprender porque tenía la sensación de estar luchando por los sueños de otra persona y no por los míos propios. No me sentía realizada y creía que dentro de mi había algo más allá de lo que era mi zona de confort. Quería ayudar a las personas a vivir de su pasión y a hacerlo a través del mundo online. Para mi la libertad es muy importante y pensando en mi futuro vi muy claro que no quería trabajar para otro sin poder cumplir mi sueño y además no poder disfrutar de mis hijos con total libertad.

2- Sin duda fue dar el paso, salir de esa falsa zona de seguridad en la que tienes un sueldo asegurado.

3- Me di cuenta de que salir de tu zona de confort asusta y de que el miedo es algo natural. Me ayudó mucho pensar en mi futuro y ver que si no lo intentaba cuando fuera mayor me iba a arrepentir mucho, que la vida no es para siempre y que uno siempre está a tiempo de trabajar por los sueños de los demás. Lo peor que podía pasar era que tuviera que buscar trabajo de nuevo por falta de ingresos, y lo mejor que podía pasar era que consiguiera ayudar a muchas personas a vivir de su pasión a través del mundo online y que además me fuera bien. El riesgo a asumir no me pareció tan elevado comparado con todo lo que podía ganar. Fui consciente de que el miedo es algo natural y que no desaparecería ni estaría nunca preparada para luchar por mi sueño, así que cogí a mi miedo, lo acepté y decidí que no iba a dejar que me frenara. Y con miedo me lancé a la piscina y desde luego no me arrepiento para nada. Puedes encontrar a Sandra en su web

María Salto: 

1- Solo puedo decir que la vida se presentó así, no me quedó otra. Y no me arrepiento. Ayer publiqué un post sobre algo parecido y que viene al pelo: “En mi caso, me vi en la encrucijada de volver a comenzar de nuevo por cuenta ajena o intentarlo por mi lado y decidí apostar por mi proyecto. Estaba cansada de que mis ideas se estrellasen en la burocracia de grandes empresas, en que todo fuera muy lento y no se apostase fuerte por el mundo digital. Quería encontrar gente como yo, que quisiera aprovechar la oportunidad que el mundo digital está ofreciendo a la comunicación y al marketing, que quisiera buscar nuevas formas de trabajar y encontrar nuevos caminos con los que acercarse a las personas.”

2- La duda constante. A no ser capaz, no saber hacerlo, no salir adelante, sobre si mi idea tiene futuro, si me estoy equivocando o no. Dudas sobre mi misma y mi proyecto.

3- Me repito cada día que soy buena en lo que hago y que trabajo muy duro para conseguirlo. La duda no es mala si sabes cómo controlarla. En mi caso la duda me hace querer seguir aprendiendo, no conformarme nunca con el primer no. Si me encuentro un obstáculo buscar la manera de salvarlo. La satisfacción de solucionar un problema, de haber encontrado una comunidad de emprendedoras con las mismas dudas y problemas similares me ayuda a superar mis propias dudas, a sentirme cada día un poco más segura de lo que hago. Porque la verdad, es que me gusta mucho mi trabajo.

Puedes encontrar a María en Salto en Digital una agencia de marketing digital con la que se dedica a ayudar a pequeños emprendedores en la transformación digital de su negocio. Trabaja a nivel de consultoría y también en la parte de ejecución de la estrategia y acciones.

Miguel Angel: 

Pasé de emprender agarrado al trabajo asalariado a apostar de todas todas por desarrollar mi sueño de emprendedor, una vez ya fuera de la empresa en la que había trabajado como Comercial y Responsable de Prensa y Comunicación durante años. Creo que  el quete echen de un trabajo, en muchos casos, es una bendición si lo que te produce es una reacción consciente de empezar en serio apostando por ti.

Uno decide emprender porque conecta consigo mismo en lo profundo y descubre que la manera de ser feliz es seguir el consejo de Steve Job, “trabaja por tus sueños y no por el sueño de otro”.

Después de un tiempo en busca y captura de qué y cómo hacer (emprender) mi proyecto decidí apostar por la Terapia y el Mindfulness, tenía claro mi público objetivo y cree mi web www.mindfulnessdemujer.com

La gran cosa que he descubierto con esto del emprendimiento es que emprender es el camino que no tiene fin, es estar siempre en camino. De ser cursillista en un momento se pasa a la acción y luego se está en lo que la empresa clásica llama “formación permanente”. Esto para el emprendedor no es fundamental, es mucho más, es un estilo de vida. Cada año se crea un escalón y la formación en lo que quieres te lleva a enfocarte en la excelencia que precisan tus clientes de ti.

El gran miedo a cagarla está presente permanentemente hasta que cambias el chip y el fracaso se convierte en aprendizaje y el fracaso “supuesto” en una oportunidad de iluminación del camino.

Aquí es preciso encontrar tu ritmo, ser tú, auténtico y reconectado (así lo llamo yo) con tu mente, cuerpo, emoción y espíritu. Me sorprendió una frase de San Francisco de Asís, que no conocí mientras fui fraile en aquellos tiempos de juventud. Y que es la siguiente: Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible. En eso estamos y siempre a quien me encuentro se la cuento, porque como ya dijo Silvio Rodriguez “a mi me gusta hablar de cosas imposibles, porque de lo posible ya se sabe demasiado”.

Los miedos se superan con pensamiento positivo, meditación, preparación, reconociendo los aciertos y aprendiendo de los errores. Es preciso apostar con cabeza y corazón por uno. Si tienes buenos compañeros de viaje mejor. Yo ahora estoy desarrollando una parte de lo que mostraba en una breve pestaña de la web www.mindfulnessdemujer.com.  Siempre escribí, soy poeta, y ahora comparto mi vida y aprendizajes de tantos años en la página de facebook ESCRIBIR DESDE EL ALMA. He creado un Programa de Desarrollo Transpersonal a través de la escritura: L.I.R.A. (Libera tu Interior Reconectando con el Alma) ESCRIBIENDO. Y ahora estoy desarrollando el Método práctico de ESCRIBE Y CONECTA para personas que quieren escribir un libro que espera este mundo. Es una formación sencilla para escribir el primer ebook que posicione tu marca personal o sea la muestra de lo que eres capaz de ofrecer a esta sociedad siendo Coach, Terapeuta, Psicólogo, Sanador…

Todo esto que escribo es porque el miedo a “qué emprender” se supera puliendo día a día tu sueño teniendo en cuenta siempre a ese cliente, lector, paciente…, receptor de eso que tu aportas para ser felices, ambos dos.

María G. Morillo: 

1- El motivo número 1 de mi decisión ha sido poder conciliar mi vida familiar con la laboral. Por mi situación, al ser madre soltera, tener que mantener un hogar y vivir lejos de la familia, siempre he tenido problemas con los turnos de trabajo, tengo que decir que sobre todo por las quejas de mis compañeros. He sentido y siento la necesidad de trabajar cuando mi hija está en el cole para poder por las tardes cuidar de ella. De momento, es un proyecto, que espero en el 2017 darle un empujoncito. No todo es negativo, también lo hago porque me encantan las tecnologías, internet, el diseño y el tema de mi blog LA PSICOLOGÍA, para mí es fascinante y me veo trabajando de ello.
2- La verdad que cuando empecé, dije que buenas ideas tengo, no tiene que ser tan difícil. Conforme iba aprendiendo y metiéndome más en profundidad, me empezaron a entrar los miedos, no sólo uno sino muchos. No ser capaz de llevar todo para adelante, no saber lo suficiente, saber vender, posicionar mi blog, un diseño adecuado, malgastar el dinero…y así una lista bastante larga. Aunque si tengo que destacar uno, quizás por mi personalidad algo impaciente, es si soy capaz de llevarlo a cabo, no me vendrá demasiado grande y al final puede que lo abandone. Como ves, se te pasan infinidad de cosas por la cabeza. Aunque tengo que agradecer la cantidad de personas que directa o indirectamente están ahí para apoyarte.
3- Pues como decía antes, apoyarme en personas y grupos que están en lo mismo que yo, que te ayuda y se alegra de las cosas buenas que te pasan. También, hacer un poco oídos sordos a mis pensamientos negativos. Creo en mi y en mis posibilidades. Y me encanta ayudar a las personas, observar sus problemas y saber que soy capaz de escucharles y ofrecerles una solución para que puedan vivir una vida más feliz. Es MARAVILLOSO.

Esto es lo que nos cuentan estos grandes valientes que decidieron lanzarse al mundo emprendedor y dejar atrás miedos e inseguridades. Si crees en ti y en tu proyecto no hay nada imposible. Ahora, eso sí. Requiere esfuerzo por tu parte, trabajo constante, dedicación y sobre todo mucho amor por lo que haces.

Nos vemos pronto con un ebook dedicado a ti que eres emprendedor, pero mientras… ¿me cuentas tu experiencia? Ya sabes que me gusta leerte. Y please…si te ha gustado y crees que puede ayudar a alguien comparte!!! ?

Noemí Feliu Abad, incansable defensora de la Felicidad como Estilo de Vida

Pin It on Pinterest

Share This