Si, si… te voy a contar mis secretos, mis rutinas, mis talismanes que hacen que mis charlas y conferencias sean  Extraordinarias!!! Pero… shhhh… no se los cuentes a nadie… 

“mmmm…. esto… aaahhhh…”

¿Qué te pasa? ¿Te has quedado en blanco? A veces los nervios hacen que de repente pierdas el hilo de lo que estabas diciendo y no sabes por donde seguir, o simplemente empiezas a utilizar coletillas de este tipo que lo único que hacen es dar la sensación, al que te está escuchando, de que realmente vas perdidísimo. 

Para que esto no te ocurra debes tener bien, bien preparado el texto. El lenguaje debe ser apropiado al tipo de personas al que te diriges. No es lo mismo hablar en una reunión de altos ejecutivos que en una reunión con amigos en un bar. También debes poner atención en que no sea demasiado técnico si no, corres el riesgo de que no te entiendan… Si no sabes cómo construir tu texto, el vocabulario, las pausas, tipo de frases… te recomiendo que visites este blog en el que Gloria Martínez te cuenta los secretos de una buena comunicación empresarial.

Luego, hazte un guión y tenlo siempre a mano, y si es posible, aprende el texto de memoria, así, si pierdes el hilo, es más fácil improvisar si recuerdas lo que sigue.

“Moodboard” todo un descubrimiento

No te asustes, no es nada raro. Es una técnica genial para organizar tus presentaciones. Si tienes que exponer un proyecto nuevo delante de tus jefes o para atraer a nuevos clientes te ayudará mucho construir tu “moodboard”. Allí pondrás los colores que quieres utilizar, muestras de imágenes, tejidos, texturas… dependiendo del proyecto claro. Gudy Herder te cuenta cómo construir tu “moodboard” en su blog, no te lo pierdas. 

En mi caso he hecho uno para ver la combinación de colores que quería en mis diapositivas, las imágenes que acompañan, tipos de letras, música… y me ha quedado genial!!

Dime cómo comes y te diré cómo será tu charla…

¿Qué es esto? ¿Tengo que ponerme a dieta?¿Qué tiene que ver la comida con mi charla? Pues mucho más de lo que imaginas. No se trata de ponerte a dieta para perder peso ni nada de eso… se trata de que cuides tu alimentación. 

La comida es la fuente por la que obtenemos la energía para que nuestro cuerpo funcione. Pero no siempre le damos la energía necesaria, es más,  a veces, con cierta clase de alimentos, se la quitamos!! Es bastante habitual, sobre todo en las comidas de empresa, ir a un buen restaurante y “meterse un buen chuletón entre pecho y espalda”. Pues te aconsejo que no hagas esto, y mucho menos si después tienes que hablar, porque tu charla será como tu digestión: pesada, lenta,  sin energía…y se quedarán todos adormecidos escuchándote… 

Stefan Pop te habla en su programa gratuito “Los Altos Secretos de la Comida Consciente” sobre cómo alimentarte los días previos a tu actuación desde su propia experiencia, cómo combinar los alimentos de la forma más nutritiva, te propone varias líneas de alimentación…  y trata además en su blog, otros temas, todos muy, muy interesantes.

Haz como yo. Cuida tu alimentación los días antes de tu charla. Yo estos días, y debo decirte que lo he adoptado como forma de alimentación, tomo alimentos que aportan nutrientes de alta calidad a mi cuerpo como cereales, legumbres, verdura fresca (si puede ser de cultivo ecológico mejor todavía) … Evito comidas pesadas e indigestas, lo único que hacen es quitarme energía que necesito para estar despierta y activa. Reduzco la sal, las bebidas gaseosas y alcohólicas… Un buen plan sería: desayuno abundante a base de zumos, cereales, lácteos vegetales (en mi caso leche de soja) y algo de proteína animal, si te apetece, como jamón de pavo o jamón serrano. Para comer un buen caldo de verdura que aporta muchas vitaminas y minerales y le puedes añadir arroz (integral), lentejas, quinoa, trigo sarraceno… todo lo puedes encontrar fácilmente en un herbolario. Y para cenar algo muy, muy ligero que te ayude a dormir bien. 

Haz ejercicio moderado.

Me encanta la sensación que queda en mi cuerpo después hacer unos ejercicios de estiramiento de yoga en casa… Siento mi cuerpo tonificado, mi columna bien colocada y tengo una agradable sensación de bienestar físico que me acompaña la mayor parte del día. Y por la tarde, si tengo tiempo salgo a andar por la naturaleza porque me ayuda a relajarme, a desconectar del trabajo y me prepara para las últimas horas del día. 

Sea cual sea tu deporte o ejercicio favorito te animo a que lo practiques todo el año, pero si no te es posible, inténtalo sobre todo los días previos a la charla o exposición pues el ejercicio, como bien sabes,  es muy beneficioso por muchas razones: recarga energética, relajación física, relajación mental, producción de endorfinas… Si te gusta el yoga, no dejes de ver el blog de  Ysabel Viloria que te ayuda con su programa de yoga personalizado.

Bien, hasta aquí mis secretos. Te confieso que no te los he contado todos… hay algunos detallitos íntimos y personales que sí me quedo para mí. Pero pon en práctica lo que aquí te propongo, verás un cambio significativo en tu manera de afrontar y desarrollar la charla o conferencia. 

Te deseo mucho, mucho éxito! 

Y recuerda dejarme tus comentarios. Me encanta leerte. 

Noemí Feliu Abad, incansable defensora de la Felicidad como Estilo de Vida

Pin It on Pinterest

Share This