Hola, ¿cómo estás?

Hoy quiero hablarte de un pacto. Verás, el otro día, domingo después de comer, me disponía a relajarme un rato en el sofá, viendo una peli de estas no muy buenas que te invitan a dormir la siesta. Me estiré en el sofá, me tapé con una mantita de algodón que tejimos mi madre y yo hace tiempo, bajé el volumen del televisor para que no me molestara y empezó la película.

Se titulaba “El Pacto Cenicienta”. El título prometía una buena siesta. Pero no fue así. Reconozco que me enganchó. No era buena, no había actores y actrices de primera línea pero me enganchó.

Se trataba de 3 amigas, entraditas en carne, que hartas del rechazo que provocaban y de verse “gordas”, como ellas mismas se llaman, deciden perder unos kilitos para sentirse más a gusto consigo mismas y crean un pacto. A partir de ahí la película perdió interés para mí, pero ya no pude dormir la tan beneficiosa siesta…

Y te preguntarás ¿qué tiene esto de importante para escribir un artículo en el blog?

Pues el pacto. La verdad es que estaba muy bien hecho, con su propósito, su tiempo límite y su estrategia. Decidieron perder peso, cada una decidía cuanto, en 4 meses y para ello contrataron a un entrenador personal, iban a control médico, seguían una dieta apropiada y crearon su propio grupo de apoyo.

Bueno, pues yo te propongo a ti un pacto. El “Pacto Abundancia”. ¿Te parece bien?

Y ¿Porqué? O mejor dicho ¿Para qué? Pues precisamente para eso, para conseguir abundancia en tu vida. En todos los aspectos de tu vida.

Mira, si estás en este blog titulado Libérate del Miedo Escénico es porque en tu profesión, sea la que sea, no llegas a alcanzar tus objetivos, tus metas, porque la ansiedad escénica que sufres te limita, y mucho, a la hora de hacer conferencias o conciertos, a la hora de exponer tu trabajo o puntos de vista ante compañeros o jefes, a la hora de vender tu producto… En fin, te entorpece al hacer tu trabajo y te frustras porque no consigues alcanzar tus objetivos. Sabes que tienes potencial, que estás sobradamente preparado, que te mereces éxito y reconocimiento, pero no lo obtienes. Sigues en el mismo punto, donde empezaste hace años y eso te pesa, te cansa, te desmotiva, te desanima…¿Verdad?

Bien, pues este pacto te ayudará a fijar tus metas, el tiempo en el que tendrás que conseguirlas y la estrategia a seguir. Así que empecemos:

Objetivo: “atraer abundancia económica a mi vida”. Eso está genial, pero cuantifica, sé exacto en lo que quieres. Pon una cifra que para ti sea coherente y te sientas cómodo con ella. Pueden ser 2000, 5000 o 10000 €/ $, lo que quieras y te siente bien. Ten en cuenta también el tiempo que pondrás en el siguiente paso.

Si no te decides por una cifra coge lápiz y papel y ponte a calcular. En una columna pones tus ingresos actuales, en otra los gatos fijos. Haz la resta. Este es el dinero del que dispones para tus caprichos y gastos extra. Ahora, teniendo en cuenta esta cantidad, anota una cifra que te permita pagar tus gastos y además vivir cómodamente con los caprichos que te gustaría tener.

Tiempo límite: te aconsejo que no te pongas un plazo muy largo porque por el camino puedes perder de vista tu objetivo. Lo ideal es entre  4 y 6 meses, como mucho 1 año. Así te da tiempo a llevar a cabo tu estrategia y familiarizarte con ella. Además , si en este tiempo has conseguido tus objetivos será una importante inyección para tu autoestima y te animará a seguir con otros retos más ambiciosos.

Estrategia: el último paso. Traza un plan de acción, planifica tu tiempo de trabajo en torno a tus metas, apóyate en compañeros y familia, si flaqueas te animarán a seguir, pero cuéntales también tus pequeñas victorias. Contrata ayuda: un entrenador o coach, un mentor, un asesor… lo que sea con tal de conseguir tus objetivos.

Y celebra. Celebra cada logro,  cada avance, por pequeño que parezca, aunque sea “hoy no me he sonrojado al hablar con el jefe…” ¡Todo! Celébralo todo porque te están conduciendo hacia tu meta.

Quizá cuando llegue la fecha límite no hayas conseguido exactamente lo que querías, pero te aseguro que estarás mucho más cerca de lo que estás ahora y por el camino habrás aprendido muchísimas cosas que te ayudarán en otros ámbitos de tu vida como la constancia, planificación, concentración, superación… y habrás ganado confianza y seguridad. Además imagina que te propusiste 10000 €/$ y has conseguido 9000 €/ $. ¿No crees que es un gran triunfo?

Venga, anímate a hacer este “Pacto Abundancia”. Busca a algún compañero para hacerlo, y si no encuentras a nadie, hazlo contigo mismo. Comprométete contigo y con tu vida profesional y personal. Escríbelo en una hoja, bien claro, bien especificado todo y tenla siempre a la vista.

Te va a ir muy bien!!

Y para empezar con una ayudita te puedes descargar un vídeo curso de regalo! Click Aquí.

Noemí Feliu Abad, incansable defensora de la Felicidad como Estilo de Vida

Pin It on Pinterest

Share This