(parte 1)

El otro día, leyendo un interesante libro, encontré esta pregunta <<¿de qué manera “ser realista” o “responsable” ha impedido que tengas la vida que quieres?>>

Esta pregunta me llevó a una gran y profunda reflexión que me hizo ver dos aspectos contradictorios pero a la vez complementarios. Y me pregunté ¿qué es realmente ser realista?

Verás, me di cuenta de que por una parte puedes ir muchas veces a contra corriente siguiendo tus propios instintos. Dejar un trabajo que te da bastante dinero por seguir tu camino, tu sueño, cuando todos te dicen que no lo hagas, incluso habrá gente que dejará de hablarte por ello. Mantener una relación no muy normal o típica desoyendo los consejos de tus allegados, incluso los tuyos propios… consejos que, por otra parte, no son más que tus miedos disfrazados. Irte completamente sólo a la montaña durante unos días en verano con el consiguiente enfado de quienes te rodean…<<¿cómo te vas a ir tú solo?>> te dirán… Dejar la carrera a medio camino porque te apetece estudiar otra completamente diferente…

Créeme… he pasado por ahí. Siempre he hecho lo que me ha parecido que me iba a sentar bien, lo que me apetecía y me hacía vibrar. He ido creando mi realidad y la verdad es que no me ha ido nada mal.

Entonces si vives así, se podría decir que no eres realista en ese aspecto porque no tienes en cuenta la <<realidad>> que todo el mundo toma como cierta que es el camino de lo política y socialmente correcto en el que se desarrolla habitualmente la vida. Vives en un mundo completamente a parte en el que hay aventura, inseguridad, incerteza, pero también pasión, asombro, diversión, felicidad… no dejas que el miedo te paralice, no te dejas vencer por el pesimismo y las dificultades  y eso para muchos no es real, no eres realista.

Pero por otra parte, y aquí viene la contradicción, sí que estás siendo realista desde el punto de vista del que cada cual crea su realidad a partir de sus creencias conscientes e inconscientes.

Como te decía yo siempre he seguido mi camino yendo a contra corriente de lo establecido, enarbolando la bandera de la libertad, pero no me daba cuenta de las creencias que a la vez me limitaban y coartaban mi supuesta libertad porque en aquellos momentos no tenía las herramientas ni el conocimiento necesarios para darme cuenta de ellas. Y aún así, he de decirte que de algún modo u otro siempre he conseguido lo que quería, lo que me proponía porque consciente o inconscientemente era la realidad que estaba creando para mí.

Entonces ¿qué es ser realista? Me gustaría que pararas un momento y respondieras a esta pregunta. Sin tapujos, sin juicios. Sólo deja que tu mente responda, deja que las palabras salgan y expresen qué es ser realista para ti. 

Observa si tus creencias, si tu forma de ser realista está frenando tu evolución profesional, está boicoteando tus charlas, conferencias o conciertos… Observa de qué forma el ser realista te está impidiendo vivir la vida que quieres…

Cuéntame tus conclusiones. Yo en el próximo artículo te daré mi respuesta.

Noemí Feliu Abad, incansable defensora de la Felicidad como Estilo de Vida

Pin It on Pinterest

Share This